Lo ideal es que en el Perú se venda el 10 % de su parque automotor

El duro desafío que fue este 2016 y la aventura que nos espera el 2017

Desde el 2014, el mercado automotriz en el Perú vive épocas difíciles en lo comercial que parecen acabar este 2016. Para el 2017 las proyecciones nos invitan a ilusionarnos con tiempos más prósperos

mercado-automotriz-peru-aap-2

 

Por: Edwin Derteano, presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP)

 

 

Estamos a poco más de un mes para que se termine este 2016. Un año, que en términos económicos, ha sido muy similar a los dos últimos y que ha generado un ambiente complicado dentro del sector automotor del país. Si bien lo estamos cerrando con una tendencia comercial bastante alentadora que nos permitirá acabar este periodo con un 2 % menos, en comparación con el 2015 donde terminamos con un -6 %, no logra borrar del todo el sinsabor que se ha vivido durante este tiempo.

Atrás quedaron los tiempos de bonanza económica donde el Perú crecía a razón de un 5 % y el sector automotor registraba un crecimiento paralelo del 20 %. Solo para tener una idea más completa de la situación real del sector automotriz, en el 2015 se vendieron 165, 000 vehículos para un país de más de 30 millones de habitantes. Un resultado que nos mantiene en los últimos lugares dentro del índice de motorización de la región, a pesar de ser la nación sudamericana que se vio menos afectada por la crisis económica mundial vivida años anteriores.

Fue un año duro, no cabe duda. Que tuvo su momento más amargo cuando anunciamos con decepción la no realización del Motorshow 2016. Pero no porque significara el gran salvavidas comercial que las marcas de autos estaban esperando, ya que esta feria logra vender entre 6000 y 10, 000 unidades, y al mes en el Perú se comercializan 15, 000 vehículos nuevos. Sino por lo que significa para el país y todos los ‘apasionados a los fierros’ un evento de tal envergadura.

Sin embargo con el cambio de gobierno las cosas parecen mejorar. Las inversiones públicas y privadas han comenzado a destrabarse, y la aceleración de la economía está encaminada. Esto ha logrado que en poco tiempo el escenario en el mercado automotriz sea otro (a inicios del 2016 la tendencia nos decía que terminaríamos igual que el año pasado), se respira un ambiente mucho más optimista y las expectativas dentro del sector automotor se han fortalecido con miras a un 2017 bastante auspicioso.

Si se sigue por este camino y se concretan las propuestas que venimos desarrollando en conjunto con las autoridades en el Congreso de la República y el Ministerio de Economía, las proyecciones de crecimiento del sector automotriz para el próximo año podrían llegar al 5 o 10 %. Cifras que nos permitiría llegar a vender anualmente el 10 % de nuestro parque vehicular (no menos de 250,000 unidades) que es lo ideal para un país que tiene circulando en sus calles 2 millones y medio de vehículos.