Inspección superficial antes de comprar un auto de segunda mano

¿Vas a adquirir un auto de segunda mano? Te explicamos los puntos más importantes a revisar

Antes de tomar una decisión tan importante como es la compra de un auto, la mejor recomendación es verificar el estado físico del auto para así tener una decisión final. Por ello te aconsejamos los siguientes puntos a seguir.

Observa el auto

El auto debe lucir bien por fuera ya que este es el primer indicativo para saber cómo ha sido cuidado. Por los costados, la carrocería debe verse pareja, sin deformaciones. Si encuentras abultamientos o te percatas que las puertas que no cierran bien, significa que el auto ha sufrido accidentes previamente.

Ten cuidado también con la pintura mal trabajada, ya que esto indica que el vehículo en cuestión ha tenido percances. A contraluz, fíjate que no haya cambios de tonalidad en distintas zonas del auto, o incluso superficies con la pintura cuarteada o superficie rugosa.

Recuerda: ¡nunca compres un auto con el chasis dañado! ¿Cómo evitarlo? Revisa el soporte que conecta los guardafangos frontales y que sostiene la parte superior del radiador. Este debe estar atornillado, no soldado. De igual modo, asegúrate que no presente señales de óxido o corrosón avanzada.

Inspecciona las cabezas de los pernos en la parte superior de los guardafangos, dentro del capó. Las ralladuras revelan que los guardafangos se reemplazaron o realinearon.

Revisa las llantas

Inspección superficial antes de comprar un auto de segunda mano-1
Revisa bien las llantas antes de realizar la compra. Recuerda, la mala alineación usualmente se da debido al desgaste de los componentes de la dirección o suspensión.

Las llantas no deben tener un desgaste desigual. De ser así, puede que la dirección del auto ha estado desalineada por largo tiempo y no ha sido reparada.

Para determinar si está mal alineada la llanta debes revisar la superficie. La mala alineación usualmente se da debido al desgaste de los componentes de la dirección o suspensión, como también, por los baches.

Si la parte del interior de las llantas tiene muchos bultos, que aparecen por los baches, es posible que el vehículo haya sido muy golpeado.

Revisa la pintura del auto

Como te hemos mencionado anteriormente, con la revisión de la pintura puedes descartar percances previos.

Y también, presta atención a cualquier área oxidada, hendiduras o ralladuras. Te recomendamos examinar el auto frontalmente hasta el lado posterior para que puedas mirarlo por completo. Así podrás detectar si hay irregularidades que indiquen trabajos anteriores de pintura.

Interior en buen estado

Otra manera de detectar si el auto ha sufrido un accidente es por la condición del tablero. Pon especial atención en este: no debe de presentar roturas o golpes. Recuerda, reemplazar un tablero es difícil ya que no se encuentran con facilidad.

Te aconsejamos que también revises el timón. Si la parte superior está excesivamente más gastada que la interior, puede deberse a que el auto ha sido utilizado demasiado, tal vez como taxi. De igual modo, revisa el maletero. Este no debe presentar signos de óxido o ingreso de agua a causa de fisuras o agujeros.

Al momento de revisar el interior del auto podrás detectar también si hay malos olores.Ten cuidado con ellos porque puede ser complicado y costoso eliminar un olor extraño de un auto usado.

Velocímetro y odómetro

Inspección superficial antes de comprar un auto de segunda mano-3
Cuando hagas la prueba de manejo fíjate en el color de humo que el auto bota por el tubo de escape.

Puede que un vendedor pueda alterar la cantidad de kilómetros, sin embargo, hay dos maneras de detectar una supuesta modificación: si en un odómetro análogo (aparato que mide la distancia) los números están desalineados o si en uno digital el número cero no se marca por completo.

Asimismo, revisa el odómetro del auto para verificar el kilometraje. Esto es importante, ya que el kilometraje indica la edad del auto.

Prueba de humos del motor

Inspección superficial antes de comprar un auto de segunda mano-3
El kilometraje indica la edad del auto y su uso, por eso se recomienda revisar el velocímetro y odómetro.

Esta prueba es sencilla de realizar. Primero debes encender el motor y dejarlo funcionar en mínimo por aproximadamente 15 minutos.

Otra persona debe acelerar a fondo mientras alguien más observa el color del humo que expulsa el escape. Si el humo es azul intenso, es probable que el motor esté quemando aceite. Si es negro intenso, el motor está fallando. Es normal si es blanquecino.

Prueba de manejo

Es fundamental que el auto se desplace suavemente, respondiendo efectivamente a los requerimientos de aceleración y frenado sin que haya ruidos o traqueteo. Usualmente se recomienda que un mecánico haga esta prueba, ya que así detectará qué no anda bien.

Se aconseja manejar el auto a diversas velocidades, probando el frenado y haciendo todos los cambios para comprobar que no haya ninguna falla. Asimismo, durante el proceso, se deberá encender el aire acondicionado para verificar su buen funcionamiento.

Por último…

Fíjate en el buen estado del parabrisas, vidrio trasero y otros cristales. La revisión se debe de hacer estando bien limpios ya que así se podrán encontrar incluso pequeñas marcas que suelen crecer con la vibración

Sabemos que comprar un auto no es una decisión que se toma a la ligera pero estamos seguros que con estos consejos podrás adquirir un vehículo en buen estado.