Peligros de manejar con celular

Visiones reales sobre el uso del celular al volante

El “no se debe manejar con el celular”, “don’t text and drive” y el evolucionado y gracioso “don’t tweet and drive” son discursos que todos hemos escuchado más de una vez. Si bien todas estas lecciones en forma de eslóganes está un poco caduca, pensemos un poco en su verdadera repercusión. Todos, y lo digo sin reparo, todos los que están leyendo este artículo (inclusive su humilde autor) hemos usado el celular mientras manejamos.

¿Qué nos pasa? Los mensajes positivos se meten por las ventanas pero todavía no aprendemos, todavía contestamos llamadas, respondemos whatsapp, navegamos por internet, revisamos redes sociales y aunque no me crean, ¡Vemos partidos de fútbol en nuestro teléfono! Esta última afirmación es un poco arriesgada, pero la saco de una experiencia propia con un taxista en épocas del Mundial de Brasil 2014. Claramente nuestros sentidos no están al 100% en el volante con la presencia de un celular.

Nuestro teléfono es la extensión de nuestro brazo y la tecnología ha llegado a un punto de pertenencia y necesidad enorme para los usuarios. Lo que normalmente no sabemos son las repercusiones reales y estudiadas que el uso del celular mientras manejamos puede llegar a tener en nuestra vida. Los errores humanos al volante son el factor determinante en 80% de los accidentes viales y el teléfono celular aumenta entre 4 y 10 veces el riesgo de sufrir accidentes. Pongamos ejemplos más gráficos: cuando el conductor está en el teléfono, su ritmo cardiaco aumenta paulatinamente de 88 a más de 100 pulsaciones por minuto. Si la naturaleza del llamado nos altera, nuestro ritmo cardíaco puede subir hasta las 145 pulsaciones. Imaginen que un futbolista sale de medio partido a manejar un auto, eso hacemos cuando contestamos al volante.

Se han realizado estudios en distintos lugares para poner en contexto el verdadero riesgo del celular. El Departamento de Psicología de la Universidad de Utah, ha comprobado que manejar usando el celular es inclusive más riesgoso que manejar en estado de ebriedad. Los resultados fueron que los conductores distraídos en el celular fueron 5,36% más propensos a accidentes a aquellos sin distracciones pero con alcohol en las venas.

¿Qué errores cometen las personas que usan el celular mientras manejan?

– No guardan la distancia de seguridad entre vehículos

– Giros indebidos

– No mantienen su velocidad constante

– Utilizar una mano para conducir un vehículo (reduce los reflejos y poder de reacción)

– Problemas recordando el tramo que condujeron (Un estudio de Virginia Tech Institute concluyó que cada 6 segundos que una persona maneja prestando atención a su celular retira la vista a la carretera por 4.6 segundos. Para poner en perspectiva la gravedad de esto, una cancha entera de fútbol americano es cruzada en su totalidad por 5 segundos en automóvil)

NO celularPerú maneja con el celular

 

Según la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, se registraron 1,750 accidentes de tránsito en 2012. De esos, el 22.5% fueron debido a que el conductor tenía una mano en el teléfono y otra al volante. Lo penoso es que de esos siniestros, 65 terminaron con la muerte de una persona. En Perú se registraron 542 accidentes con víctimas mortales, 48% fueron culpa de un conductor que usaba su teléfono celular.

A pesar de que la ley en el país es clara: “Conducir haciendo uso de un celular, radio portátil o dispositivo similar es sancionado con el 8% de la UIT (S/.296)”, según el Reglamento Nacional de Tránsito-Código de Tránsito, en el 2012 se registraron nada menos que 11,800 papeletas por uso del teléfono mientras se maneja. ¡¿Hasta cuándo Perú!?

Todos sabemos que las soluciones que la policía sugiere pueden ser poco realistas. Estacionarse para responder un mensaje o apagar el teléfono al entrar al carro no son soluciones realistas. La única solución es tomar consciencia. Ser lo suficientemente pensantes con nosotros mismos y con el resto del mundo para cuidar nuestras vidas, las de los demás y la de sus y nuestros seres queridos.

Mira este vídeo y toma conciencia.